NO, no es Crítica, es un Análisis

…”es que criticar es necesario, porque muchas veces a la gente le hace falta que les digan las cosas en su cara, ellos no saben lo que hacen y hay que decírselo”…

Ésta es la típica defensa que arguye un criticador de oficio cuando le pregunto por qué lo hace.

Sin duda mucha gente actúa de una manera que no entendemos, a veces reaccionan a las cosas que le suceden de manera distinta a la nuestra, pero no por eso están errados.

De igual manera todos aceptamos criticas que puedan mejorar el estado de cosas que estamos haciendo, en otras palabras, son bienvenidas las críticas constructivas, desde donde quiera que ellas vengan.

Toda crítica constructiva alimenta al que la recibe y también al que la da, es bidireccional, es abono en tierra fértil y logra que veamos con más claridad lo que antes obviamos.

Muchas veces quien hace la crítica pretende que el otro resuelva sus problemas con una óptica que no le pertenece, una óptica foránea que no encaja completamente en el entorno del problema, con la óptica del criticador, que tiene herramientas diferentes para resolver el mismo asunto, o quizá no tenga ninguna herramienta y sólo quiere regodearse en el morbo de ver al otro sentirse inferior. Estas no son sino destructivas, no generan nada bueno, destruyen la relación entre la gente, fractura la confianza, y empeoran la situación porque el que recibe la crítica pasa de buscar mejorar su forma de reaccionar ante un problema, a defender su postura frente a éste.

Sin duda eso pasa, y nuestro país está cada vez más poblado de criticadores de oficio, deleznable práctica, gran consumidor de tiempo y energías y que al final no agregan valor a nadie.

¿Y si en vez de criticar de manera improductiva y malsana, pensamos sinceramente si podemos darle a la otra persona una sugerencia de cómo mejorar su forma de responder a lo que le está ocasionando problemas?, una manera diferente de hacer las cosas. No va a ser “una mejor forma de hacerlo”, sólo va a ser distinta, en la humildad de quien quiere ayudar, sólo será un aporte; el otro tendrá variedad de opciones, podrá evaluar cual de todas sus opciones se aplica y podrá salir mejor parado de su trance.

Estas si las necesitamos, y hasta las buscamos, las agradecemos, las celebramos.

Críticas constructivas, positivas, que hacen crecer a quien las da y a quien las recibe.

Nuestra Venezuela es la que tenemos, no hay otra, no nos acostamos hoy y mañana amanecemos en la otra Venezuela, la que soñamos, con todo el trabajo hecho. NO, no funciona así. Esa Venezuela hay que sudarla, construirla, trabajarla

¿O no?

En vez de decir: “este país está así por culpa de…” y caer en la criticadera, ocupémonos de cambiar el país en el entorno de dos metros cuadrados alrededor nuestro. En el colegio, en la universidad, el trabajo, la casa, la cancha, la calle, el metro, donde quiera que estemos.

Otros entrarán en esa área de influencia de nuestros dos metros cuadrados y si cada uno cambia su entorno pronto dejarán de ser solo tus dos metros cuadrados. El cambio será exponencial.

Cambiemos nuestros dos metros cuadrados y tendremos el país que merecemos.

Del pupitre al mercado global

Recientes publicaciones oficiales han afectado el día a día empresarial, nos ponen a correr para tratar de cumplir con las nuevas exigencias que, en la mayoría de los casos, se producen de manera arbitraria e inconsulta, sin reunir a los actores involucrados, sin escuchar las razones de cada parte interesada, sin tener el norte puesto en un país que debería estar pensando en entrar en el mercado internacional con productos de mucho valor agregado. Hasta ahora solo hemos entrado en el mercado internacional con los profesionales que se han ido huyendo de este desorden.

Y en vez de fomentar un parque industrial productivo, unas universidades alineadas con el desarrollo económico y social, colegios formando niños y jóvenes que aporten ideas de desarrollo, proyectos de mejoras, estamos cortando las alas de todo aquello que signifique progreso.

No es una crítica a un solo sector, es un llamado a todos los que vivimos en este hermoso país, ¿porqué no fomentamos la cooperación entre los chamos en el colegio? En estos días escuche a una señora decir en un ascensor que la habían llamado del colegio donde estudia su hijo para informarle que habían seleccionado a los padres para que lijaran y pintaran los pupitres que usaban sus hijos y la señora indignada reclamaba que eso no era su trabajo que ¿porque ella tenía que hacer eso? ¿Acaso no hay quien lo haga en el colegio? Y lanzó la siguiente pregunta en el espacio reducido del ascensor: ¿qué les parece? Que yo tenga que ir a lijar el pupitre donde mi hijo recibe clase en ese colegio.

Y le di la siguiente respuesta: me parece muy bien, me parece excelente, porque así el colegio logra dos objetivos, el primero es que su hijo vea a su padre involucrarse en su colegio, lijando y pintando el pupitre donde él se sienta todos los días, de esa manera ese niño va a sentir que ese pupitre es suyo y lo va a cuidar, no lo va a rayar más, ni lo va a deteriorar, y lo segundo que logra es ahorrar dinero que puede usar en otras actividades.

¿Porque nos humilla que nos pidan que limpiemos el pupitre donde nuestro hijo recibe educación todos los días? ¿Por qué somos tan acomplejados y resentidos? ¿Dónde nos extraviamos?

Recuperar esos pupitres permiten recuperar el colegio y permite recuperar la sociedad, ¿porqué no lo vemos?

La competitividad en los mercados globales nace en esos pupitres, lo llevan nuestros hijos en la mente a edades tempranas. Si no somos inteligentes para inculcarles a los chamos la competitividad sin complejos y la ayuda sin resentimientos no vamos a lograr insertarnos en el mercado global.

Siempre seremos el patio trasero de otro.

Competencias Gerenciales

Recientemente cayó en mis manos este buen libro, escrito por Alejandro Rivera Prato y editado por “los libros de El Nacional”

Alli se tocan temas como liderazgo, tipos de liderazgo, pensamiento estratégico, mejoras del servicio, ruptura de paradigmas en busca de la productividad, y explicados de manera clara por el autor.

Iré aumentando esta biblioteca y recomendando aquellos texto que podrían apoyar en el crecimiento personal y profesional de quienes visiten estas páginas.

Hasta la próxima recomendación

 

Una oportunidad más

El sociólogo Félix Ríos Álvarez, en el artículo “Envejecer con dignidad”, publicado en su blog https://felixxi.wordpress.com/. hace un análisis que vale la pena transmitir para que, de manera exponencial, llegue a muchos.

Haré mención sólo a una parte del articulo y los invito a leerlo completo

La sección que quiero comentarles es la que Félix llama “bono demográfico” y que tiene que ver con que en el Censo 2011, el 67% de la población estaba en edad de trabajar y el 33% era dependiente, es decir que por cada persona dependiente había 2 con capacidad de trabajar.

El 6% en este censo correspondía a personas mayores de 65 años y se proyecta que en el 2030 será de 20%.

Dice Félix Ríos: “…Este “bono demográfico” luce numéricamente interesante, sin embargo: ¿Qué ocurre si no lo sabemos aprovechar significativamente? Pues, algo de eso ya está ocurriendo. Todavía hay asignaturas pendientes en el hecho de: 1) dinamizar la economía para poder canalizar la capacidad productiva de la población en empleos y emprendimientos dignos; 2) educar y potenciar al talento humano -sobre todo en la secundaria y en el ámbito técnico-; 3) crear programas de promoción social orientados en temas como la salud sexual reproductiva; 4) generar los incentivos para que sectores significativos de la población no se sientan forzados a migrar hacia otras latitudes; 5) disminuir la violencia, en paralelo a la promoción de la integración social y la ciudadanía.”. Hasta aquí el extracto de tan buen artículo.

Ante tanto desorden en la administración pública y la escasez de planes serios para desarrollar el potencial de cada venezolano para que sume esfuerzos en pro del desarrollo de este hermoso país, nos urge poner nuestro grano de arena.

Ya no hay cabida a la excusa que nos gusta tanto usar y que deja en manos de otros la iniciativa de mejorar.

Ya no cabe decir: eso no es conmigo, ese no es mi trabajo, eso es culpa del gobierno, este país esta así porque nadie hace nada. Todas, frases ya desgastadas de tanto decirlas, que ya se les siente el olor a flojera y comodidad de quien las menciona, sin darse cuenta que al pronunciarlas ya es parte del problema, se auto incluye en aquellos a quienes dirige su ataque, a los que no hacen nada.

Es hora de formar parte de la solución, ese grano de arena que hay que poner, ese paso extra que hay que dar, esa mano tendida al que necesita ayuda. Parte de la solución está en fomentar la solidaridad entre quienes dia por dia caminamos hacia el trabajo, la universidad, la casa. Ya basta de seguir en ese juego de ver al otro como enemigo que me puede quitar el poco alimento que tengo y por lo tanto hay que sacarlo del juego. Asi no es, la anarquía no cabe.

Te toca ser protagonista, siembra hoy y recogerás los frutos mañana, cuando estés en las estadísticas de 65 años

¿Cómo quieres estar a esa edad?

Tener mejor calidad de vida vale la pena, pero no se llega a ella sin hacer nada.

Y no es cuestión de dinero, porque hay muchos que están ganando cifras desorbitantes revendiendo lo que le cae en las manos, pero no se refleja en el bienestar de la población.

Es cuestión de actitud, de esa sí necesitamos y ningún revendedor te la puede comprar para especular, a esa le pones tu precio y mientras mejor actitud tengas, mayor bienestar volcaras en la sociedad.

De Aptitudes y Actitudes

No es lo mismo HACER que SER,

ser-y-hacer

Cuando estudias y posees conocimiento y experiencia  para desarrollar cualquier actividad, laboral, deportiva, académica,  tienes el hacer, se dice que tienes la Aptitud. Sabes manejar la espada.

Cuando a eso le sumas pasión, le pones ganas, entonces cual episodio de la guerra de las galaxias, te acompaña la FUERZA.  Estas en el ser, eso es Actitud. Te conviertes no sólo en experto en la espada, eres un JEDI. Continúa leyendo De Aptitudes y Actitudes

Logra tus metas

Si llevas tiempo tratando de hacer algo y no lo consigues, es hora que leas esto.

En este post te daré dos tips que te garantizarán el éxito en todos los proyectos que emprendas.

1.- Enfócate!!!

La chispa que enciende la creatividad, el paso dorado es el ENFOQUE.

El enfoque te permite canalizar todas tus energías en el logro de lo que sea que te propongas.

¿Cómo funciona el enfoque?

Siéntate en calma y piensa:

  • ¿qué quiero lograr? (la meta debe ser clara, bien definida)
  • ¿en cuánto tiempo quiero lograrlo? (tiempos realizables, sin sueños irreales para que no se conviertan en pesadillas)
  • ¿de qué herramientas dispongo para lograrlo? (mide la preparación que tienes para acometer y lograr la meta)
  • ¿puedo lograrlo solo o requiero el concurso de más personas? (hay tareas que necesitas delegar y otras debes hacerlas tu)

Las respuestas a estas interrogantes te darán información vital de ¿dónde estás parado? respecto a la meta que te has propuesto.

No vas a lograr nada si no sabes donde estas parado, necesitas aterrizar, debes tener el proyecto en las alturas pero los pies sobre la tierra.

Si el tiempo se te ha ido soñando, significa que le has cedido a la suerte el éxito de tu proyecto y en esto la suerte es esquiva, no le gusta estar donde no hay enfoque.

2.- Ponte en marcha!!!

El combustible que mantiene la chispa activa, es el movimiento, entrar en acción.

Ya has respondido a las preguntas acerca de lo que quieres, el tiempo en que lo quieres ver cristalizado, la preparación que tienes para lograrlo y la cantidad de personas que necesitas para llevarlo a feliz término.

Responder estas preguntas te pusieron en contexto.

Es probable que el tiempo estimado sea irreal, que sea un gran proyecto que requiera más tiempo, en ese caso ponte metas parciales, divide el proyecto en etapas.

Muchas veces necesitas prepararte en alguna actividad para lograr las metas, especialízate en eso que quieres lograr, sé el mejor.

Muchos planes necesitan el concurso de otras personas y no sólo de ti, amplia tu círculo, encuentra con quienes compartir tareas y desarrolla el plan.

Ya tienes lo prometido, lo demás está de tu parte.

Si tienes dudas comunícate al correo reinaldoleo@gmail.com y te daré otras herramientas.

Suscríbete a este blog y te llegarán todos los artículos relacionados con éste y otros temas de productividad personal y profesional.

Alquimia

Hoy quiero compartir con ustedes unas notas escritas por un profesional que valoro mucho por su aporte al mundo como impulsador de cambios. Estas notas tienen mucha conexión con lo que vengo escribiéndoles sobre despertar al presente y tomar control de nuestras vidas…

Aquí se las dejo

“A veces vivimos la vida como si fuera un valle de lágrimas, como si sólo fuera esfuerzo, derrotas y algún que otro disgusto, un mes sí y otro también…

La infelicidad y la desdicha actúan a veces como una droga que nos hace querer más. El que se siente víctima buscará siempre su dosis de fatalidad de una u otra forma. El que cree que el mundo le ha dado la espalda, seguirá buscando inconscientemente consecuencias fatales a todo lo que hace.

… el budismo nos dice…todos somos diamantes, todos somos luz, y la luz blanca, por definición, es perfecta. Lo que ocurre es que algunas personas hemos puesto un cristal oscuro o sucio entre la luz que somos y lo que mostramos al mundo. Y al final nos confundimos y creemos que somos la luz tenue que se puede ver al otro lado del cristal, olvidando que ese cristal no somos nosotros. Que nosotros somos luz, blanca…”

En tí está la decisión de seguir siendo víctima de las circunstancias o de dar un vuelco a todo eso, limpiar ese cristal sucio y, mejor aún, mostrar tu verdadera luz, tu esencia, la que te pertenece y no la que te imponen, desde fuera, otros intereses mezquinos.

Recuerda, cuando decides ser tú mismo, se inicia una alquimia en todo lo que haces

Haz la prueba

Hasta el próximo post

reinaldoleo@gmail.com

Estratégico y táctico…

Según la Real Academia Española, la táctica se refiere al método o sistema usado para ejecutar o conseguir algo y la estrategia es el camino que nos trazamos para dirigir o conseguir ese algo.

Incorporados estos términos a la conducta humana y utilizados para la reeducación de la mente podemos lograr lo que nos proponemos como plan de vida (está comprobado). Para ésto es necesario definir con claridad lo que quiero.

Al pensar en lo que quiero, automáticamente la mente nos lleva a lo que no queremos, todo eso hay que dejarlo por escrito, con papel y lápiz. Toda esa dinámica nos dará la guia para ver en qué usamos nuestro tiempo y en que debemos usarlo (si lo que vemos no nos gusta).

Definiendo lo que queremos, tendremos el FOCO claro y podemos trazar la estrategia para lograrlo. Esta estrategia puede ser a corto, mediano y largo plazo.

La estrategia nos guía en la implementación de tácticas para lograr las metas que nos acerquen cada vez más a donde se ve la luz al final del túnel (primero lejana y poco a poco más cerca).

Somos un pueblo infinitamente táctico, con una gran batería de opciones para resolver el día a día; el gran fallo es que la suma de las tácticas no siguen una estrategia para mejorar, sólo es para sobrevivir, para ver que pasa mañana.

Implementar estrategias efectivas para el desarrollo personal, profesional y en cualquier otra área se hace urgente.

Seguir la inercia de resolver las cosas según vayan viniendo (como decía el gran filosofo criollo del siglo XX, Eudomar Santos) ya nos demostró que no es la mejor decisión…

En algún momento perdimos el control de nuestra vida.

Para los que queremos un futuro mejor donde podamos desarrollar nuestro potencial, se hace necesario cambiar el enfoque.

Acompañame en este blog donde estaré subiendo estos post de ayuda (me propuse la estrategia de dejarles videos dentro de poco), donde podremos crear esa realidad.

¿Ya tienes tu estrategia?

Hasta el próximo post

reinaldoleo@gmail.com